Breadcrumbs

 
 

Adaepis

 

La integración social plena es el objetivo de toda persona que de repente se encuentra que tiene que convivir con una discapacidad y que tiene que hacer un sobre esfuerzo por seguir los ritmos y las pautas de una sociedad en la que el individuo se desarrolla.

 

Los seres humanos, como la gran mayoría de las mamíferos y especies que habitan la tierra, son seres sociables, necesitan estar, recibir y dar para sentirse integrados como parte de un grupo.

La gran parte de los animales y seres irracionales que funcionan con esas claves, cuando un miembro del grupo pierde o debilita sus capacidades o habilidades, directamente es excluido y abandonado a su suerte. Afortunadamente, el ser humano, con el paso del tiempo ha sido capaz de entender la importancia del la integración social de todos los miembros, para evitar la marginalidad, fuente de infelicidad, conflictos e incluso guerras.

Aun que no todos los seres humanos han logrado comprender la importancia de la integración social, las sociedades modernas han hecho y hacen diariamente esfuerzos para que todas las personas se sientan integradas en la sociedad en la que viven.

Ahí reside la diferencia entre una sociedad moderna y otra que no lo es, la que es capaz de integrar a las personas más débiles en el seno de sus respectivas comunidades. Muchas personas se sienten inferiores y débiles por el mero hecho de sufrir una discapacidad, y es que estas personas todavía no han comprendido que la lucha contra la discapacidad, y continuar en el día a día les convierte en personas mucho más fuertes y especiales.

La lucha contra las consecuencias de vivir con una discapacidad convierte al ser humano en alguien realmente especial, fuerte y único. Es el que no sufre discapacidad alguna, el que no ha de hacer ni un esfuerzo para ir a la compra, o levantarse de la cama, el que es débil, por eso cuando se viene de un estado al otro, lo primero que ve el recién amputado es su debilidad, y por eso muchos de los que no comprenden lo que significa vivir con una discapacidad consideran a los amputados como personas débiles y desamparadas.

Visto de esta manera, es comprensible por que el amputado ha de luchar para integrarse de nuevo socialmente, para ello ha de hacer un esfuerzo importante, pero que en poco tiempo le reportará enormes beneficios personales.

La integración Social del Amputado es perfectamente comparable a la lucha diaria por la súper vivencia que tiene miles de seres humanos e incluso de otras especies por seguir adelante, con una sola salvedad, su capacidad intelectual es la misma que la tenía antes de ser amputado.

 

La integración depende en gran medida del amputado pero también de la sociedad que le acoge, por eso los amputados hemos de hacer un doble esfuerzo, reeducarnos e intentar educar a los que nos ven como excluidos de la sociedad.

 

El trabajo por la integración social ha de desarrollarse pedagógicamente en dos sentidos, uno en torno a los que nos rodean y el otro entorno a nosotros mismos. Los amputados necesitan explicar su realidad para que las amputaciones dejen de ser un fenómeno desconocido o tabú. la normalidad del hecho de una amputación lograría sacarnos del gueto de los grandes discapacitados, y eso sólo se consigue haciendo esfuerzos por la integración en ese doble sentido.