Breadcrumbs

 
 

Artículos de ayuda de Adaepis

NI que decir tiene que a no ser que se posean conocimientos a nivel técnico suficientes, la manipulación de las prótesis, se desaconseja enérgicamente.

Las rodillas, los pies y los reglajes de los mismos son materia exclusiva del técnico ortopeda y se desaconseja pues una manipulación desordenada y sin los oportunos conocimientos puede provocar lesiones y por supuesto el deterioro de la prótesis.

 La limpieza y el cuidado de las prótesis a nivel de usuario lo vamos a dejar en la limpieza asidua del encaje, y en especial de aquellos cuadrangulares femorales que van al vacío. Un encaje termo plástico o de fibra de carbono que está en permanente contacto con la piel requiere una limpieza diaria y desinfección permanente para garantizar una higiene y salubridad de la piel.

Una prótesis sucia y mal cuidada, no sólo provoca malos olores, sino que puede provocar infecciones, lesiones cutáneas y enfermedades. Para las prótesis cuya utilización se requiere una silicona, la limpieza a diario de la misma con jabón neutro es recomendable.

Todos aquellos elementos que están en permanente contacto con la piel, requieren de una limpieza diaria para poder así liberarlos de células muertas de la piel, polvo y suciedad que son las que a la postre entran en procesos de descomposición y que abren la puerta a hongos y bacterias. No utilizar alcohol sin el conocimiento del médico ortopédico o del técnico ortopeda pues hay alcoholes que deterioran la piel y otros deterioran el material.